Expectativas empresariales: factor de planificación

Cada fin de año, casi todos nosotros solemos hacer los llamados propósitos de año nuevo, es decir, aquellas cosas que queremos o esperamos hacer para el siguiente año. Es así como algunos prometen empezar la dieta, ir al gimnasio, estudiar en la universidad, buscar trabajo, entre otros.

Pero esos son nuestros propósitos, nuestras, metas, que muchas veces van sujetas a las expectativas que se tengan. Por ejemplo, si mi meta es comenzar la universidad, entonces, tendré expectativas al respecto: cómo serán los profesores, cómo debe ser el horario para que pueda asistir a clase. También considero otros factores: si me aumentan el salario, podré inscribir más materias, pero también tendré que considerar que ahora tengo otro sitio donde ir, por ende consumiré más combustible, quizás deje de cenar en casa y así, lleno mi cabeza de expectativas, tanto internas como externas, las cuales impactarán de dos formas mi metas o propósitos: primero, me ayudarán a planificarme y segundo, en cierta forma condicionarán mi éxito o fracaso.

Este mismo escenario sucede con las empresas, es decir, las empresas evalúan las expectativas para el siguiente año y, casi de forma simultánea establecen sus planes de acción o planes estratégicos para el próximo período. Ahora, bien, las empresas independientemente del sector comercial en el cual se desenvuelvan,  tienen expectativas y preocupaciones comunes o afines y, en la mayoría de los casos, atraviesan por las mismas coyunturas, bien sean políticas, económicas, sociales, legales o laborales.

Y es justamente en estos aspectos comunes, sobre estos temas coyunturales donde debemos detenernos a conocer la opinión de los empresarios, sus preocupaciones, el impacto que algún cambio pueda tener tanto en su empresa como en la industria nacional.
Este tipo de estudios, llamados de Expectativas y Coyunturas Empresariales, están diseñados para establecer una serie de indicadores que permitan a las empresas saber los posibles escenarios del siguiente año, así como conocer cuánta confianza hay o no en los gobiernos. Repasemos algunos de los indicadores o temas que se pueden sondear en este tipo de estudios:

•  Índices de confianza: así como existe un índice de confianza del consumidor, también hay uno para los empresarios. Básicamente, se evalúa y comparara el momento actual, tanto del país como de la empresa, con el pasado inmediato  y con el futuro, para luego establecer si hay patrones que muestren crecimiento y confianza o si por el contrario, se duda y se percibe una tendencia negativa.
• Aspectos económicos que impactarán en la actividad comercial: acá las empresas tienden a reflejar sus principales preocupaciones o expectativas hacia cambios en la economía nacional, cambios monetarios, fiscales, de crecimiento del PIB, en el consumo, etc.
•  Consideraciones políticas: generalmente ligadas a procesos electorales, sin embargo, también dependerá de decisiones ejecutivas, ejecución de los planes Estatales, relación entre el Estado, los poderes y el sector privado, así como de otros aspectos políticos que puedan influir en el desarrollo de la actividad económica de una nación: firma de convenios, tratados comerciales, subsidios, importaciones, estímulos a la inversión, entre otros.
•  Marcos legales o jurídicos: En este punto se pueden identificar aquellos aspectos legales que pueden ayudar o no al desarrollo industrial de un país: promulgación de leyes que afecten el sector tributario, controles de precios, que faciliten o no el desarrollo de un área específica (por ejemplo, del sector eléctrico, pesquero o minero).

Estos son algunos temas que se deben medir en este tipo de encuestas, sin embargo, cada año, cada país y cada industria tendrá temas claves que considere importantes medir y que se deben incluir en el instrumento de medición.

Recordemos que, a mayor información, mejor la planificación y esto permitirá a los empresarios poder establecer las estrategias necesarias para afrontar un nuevo año de ejercicio con las mejores acciones.

Articulo Publicado en El Financiero- Ver Más Aquí
Por Luis E Camejo C
Luis.camejo@datanalisis.com
@DatanalisisPTY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *